2 de julio de 2012

Mini-parques de Araucarias Araucanas en Chile, falta de incentivo

Ya casi la mayor parte de las personas que se interesan por las Araucarias Araucanas saben que éstos hermosos árboles producen frutos desde alrededor de sus 25 años hasta casi 2.000. Son pues árboles milenarios que vienen de la época de los dinosaurios. El fruto, piñón o pehuén, mantuvo alimentándose a muchos cientos de miles de araucanos por muchos miles de años. ¡Es un fruto maravilloso! Debo decir que sus frutos son un fantástico alimento, del que actualmente disfrutan alrededor de un millón de chilenos.

Este es el motivo fundamental por el que hay que hacer una cruzada a nivel nacional y mundial para proteger esta maravillosa planta que ya está siendo plantada por decenas de miles de personas adornando sus jardines en casi todo el mundo. En uno de los viajes que hice a Europa pude constatar que en Alemania por ejemplo, han plantado Araucarias Araucanas en los parques más importantes. En el Jardín Botánico de Colonia forman un mini parque con varios ejemplares y en otras ciudades de la provincia de Renania Westfalia hay también mini parques con un par de árboles de esta especie. Aparte de las plantaciones en los parques, hay también Araucarias Araucanas en los jardines de las casas de esta provincia. Y he podido ver una hermosa planta, llevada hace 40 años, que ya da frutos. En Alemania hay, a lo menos, alrededor de unas mil plantas de estas Araucarias Araucanas, adornando los jardines por ser muy bonitas y por ser, además, de fácil manejo.

Esta planta tiene varios atractivos especiales. A los 4-5 meses, desde el momento en que se planta,  cuando nace, se comienza a poner hermosa, toma la estructura casi de inmediato del gigantesco árbol que durará miles de años. En segundo lugar tiene unas pequeñas hojas verdes que son perennes, estos árboles no botan hojas y son por lo tanto muy limpios para los jardines. Es una planta que viene del otro mundo, no la destruyen ni los vientos huracanados, ni los veranos tórridos, ni los inviernos crudos, tiene defensas para todas las estaciones del año. Es en ese otro mundo de centenas de millones de años, donde ellas adquirieron, durante su evolución, estas fantásticas propiedades. No fueron destruidas ni por los voraces dinosaurios. Sólo logró destruirlas un enorme meteorito que oscureció nuestro Planeta. Sólo en Chile logró subsistir.

Para defender esta insólita planta que existe aún en la región central de Chile, hay que hacer una cruzada mundial de defensa, ya que su madera es muy apreciada y los voraces depredadores humanos las cortan sin piedad histórica.

La Araucaria Araucana, después de mucha presión social de parte de organizaciones conservacionistas y comunidades indígenas, fue declarada Monumento Natural de Chile, pero los verdaderos defensores de esta planta son los que plantan sus semillas o piñones y hacen sus plantaciones en sus casas. Si estas personas logran obtener éxito en plantar varias de ellas, entonces dan nacimiento a un mini parque. La importancia de formar mini parques es proteger realmente esta planta, porque en la práctica sucede que las poblaciones naturales de Araucarias Araucanas son visitadas por mucho público y entre ellos, algunos visitantes extraen las plantitas para comercializarlas, a pesar de estar prohibido.

El Estado de Chile debería estimular pagando, por ej, $1.000 anuales por cada ejemplar de Araucaria Araucana desde su nacimiento. Tal como sucedió en el norte de Concepción, hace 60 años atrás, se detuvo el amenazador avance de las arenas plantando pinos y para ese fin el Estado dio un estímulo económico anual por cada planta.

Felizmente, a pesar de no tener estímulos, han surgido algunos mini parques. La plausible idea de mini parques de Araucarias Araucanas, ya cuenta con algunos adherentes. Se pueden citar varios ejemplos.
-El caso de una familia alemana en el Cajón del Maipo, lograron hacerlas producir piñones a los 17 años en su parque privado de siete Araucarias.
-En el Parque El Edén, en Quillota, frente al edificio del restaurante, hay dos enormes Araucarias Araucanas, que forman un mini parque. Estos ejemplares están produciendo piñones desde hace ya varios años.
-Conozco a un abuelo que cultivó algunas Araucarias Araucanas, en Santiago, para que sus nietos disfruten de sus frutos.
-Otro caso es el de un amigo que plantó un nini parque de árboles nativos en su jardín, entre esos una Araucaria Araucana, en Rancagua. Américo está muy orgulloso de su Araucaria.
-Otro ejemplo donde existe algún espécimen de estos árboles lo encontramos en el Jardín Botánico y en la plaza de Viña del Mar.
-Plantaciones caseras se pueden ver también en los foros de internet.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada